Blog de Outlet de Viviendas > Consejos

Fases y consejos del proceso de comprar una vivienda

10/04/2017 - 09:45 am

A la hora de comprar una vivienda pueden resultar abrumadores todos los pasos a seguir. Muchas veces la falta de información, el desconocimiento, la cantidad de papeles y documentos que se tienen que tener en cuenta,  plantean un proceso complicado y complejo para los futuros inquilinos. Por eso, desde Outlet de Viviendas queremos ayudarte a que tengas un poco más claro todo este proceso.

Una vez que se tiene claro el presupuesto del que se dispone para invertir en el inmueble, se debe de elegir la forma de pago que más se adecue a la situación de cada uno. Por eso, dentro de esta fase nos podemos encontrar con tres opciones diferentes:

  • Contado: esto sería lo ideal en el caso que se disponga de todo el dinero y no se quiera contratar ningún proceso hipotecario. Lo más habitual en este método de pago es la entrega de un cheque. Aunque según el artículo 7 de la Ley 7/2012 se establece un límite de pagos en efectivo para evitar posibles casos de fraude. En el caso de elegir esta opción habría que estudiar bien ese artículo y saber cómo abordar el pago.

 

  • Préstamos hipotecarios: Solicitar un préstamo al banco es lo más habitual. Normalmente éstos ofrecen hasta el 80% por ciento del valor del inmueble. En la actualidad, cada vez más entidades ofrecen financiaciones del 100%. Depende del préstamo que solicites tendrás un plazo de devolución distinto, pero lo más frecuente es un periodo entre los 30 y 40 años.

 

  • Subrogación de la hipoteca: pueden darse dos casos claramente diferentes. Por un lado, se puede adquirir un inmueble que ya esté vinculado a una hipoteca. Si el nuevo comprador quiere encargarse de esa hipoteca será el banco quién realice un estudio.  Éste se realiza por posibles riesgos con el nuevo cliente. En el caso que se acepte, no se tendrá que realizar un pago de impuesto por conseguirla. Aunque notario,  gestoría, registro y comisión por subrogación deberá de abonarse. Por otro lado, también puede darse un cambio de hipoteca a otro banco. De esta manera, se obtiene normalmente una mejora de la condiciones sin tener que cancelarlo y empezar con otro nuevo.

 

Es verdad que dependiendo de la vivienda que quieras deberás de hacer frente a unos gastos u otros. La diferencia de estos radica en si son viviendas de obra nueva, segunda mano o protegida. Comprar una vivienda de:

  • Obra nueva: Con este tipo de viviendas se pagará el coste del IVA (un 10% sobre el valor del inmueble)
  • Segunda mano: en este caso se tributa al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) que su porcentaje dependerá de la comunidad en la que te encuentres.
  • Protección oficial: al tener ventajas especiales de carácter fiscal y económico, deberás de conocer muy bien la normativa, ya que debes cumplir unos requisitos esenciales para poder acceder a una vivienda de estas características.

 

Created by Pressfoto - Freepik.com

Created by Pressfoto – Freepik.com

 

Cuando tengas claro el tipo de vivienda que necesitas deberás de mirar la oferta que te ofrecen las diferentes fuentes. Puede ser a través de un particular, una inmobiliaria, una promotora o un banco. Cuando encuentres el piso definitivo y lo hayas visitado es muy recomendable acudir al:

  • Registro de la propiedad: para comprobar las cargas que pueda tener el inmueble. Además de titularidad, y que lo visto en la vivienda concuerde con la descripción catastral. Para esto solicita una nota simple en el registro. En ella aparecerá toda la información que necesites.

Cuando se tiene claro que comprador y vendedor están de acuerdo con el trato de la compraventa llega el momento de la firma de la escritura.

¿Qué es lo que debe de aparecer en las escrituras para comprar una vivienda?

Descripción de vivienda, estado de cargas, precio pactado, forma de pago, el impuesto aplicable y el reparto de los gastos que debe de afrontar cada una de las partes. Además, se debe de comprobar que figure el certificado energético, la cédula de habitabilidad, el justificante de pago de IBI, el certificado de la comunidad de propietarios y la copia del seguro decenal.

Pero con comprar la vivienda no es suficiente. A  este desembolso hay que añadirle otros. Los gastos que genera la compra de la misma, suelen oscilar entre un 10 y un 12% más.  Aparte de los impuestos (IVA, ITP) habrá que añadirle:

  • Los gastos notariales: los honorarios de la notaria que ha configurado la escritura de la vivienda.
  • Los gastos generados a partir de la inscripción en el registro de la propiedad.
  • Los gastos que se generan a través de la hipoteca: son los honorarios de la notaria por preparar la escritura de la hipoteca, gastos fiscales relacionados con el impuesto de actos jurídico documentados por la constitución de la hipoteca, los honorarios de la gestoría que se encarga de la tramitación de todo los documentos, la inscripción en el registro y las comisiones por la apertura de préstamo.

 

Puede parecer un proceso largo y tedioso.  Cuando se tienen claro los puntos más importantes, no es tan complicado como parece. Embarcarte en la compra de una vivienda, es toda una aventura así que disfrútala.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Scroll Up