Blog de Outlet de Viviendas > Consejos

Cuándo rescindir un contrato de alquiler

19/02/2018 - 08:51 am

¿Te has preguntado alguna vez si podrías abandonar el piso en el que vives temporalmente antes de terminar el contrato de alquiler? o ¿si puedes, como propietario, pedir a tus inquilinos que abandone el piso antes de lo previsto? La ley ampara ciertos supuestos que te facilitan terminar con la relación contractual a ambos implicados. Te contamos cuáles son los casos en los se puede hacer:

Terminar contrato de alquiler: inquilino:

  • A los seis meses de estar en la vivienda: La ley de alquileres, que entro en vigor el 6 de junio del 2013, trajo una reforma importante con el cambio de la duración de los contratos : establece que el inquilino puede abandonar la vivienda pasados seis meses, y avisando con 30 de días antes al propietario o inmobiliaria que gestione la vivienda. Eso sí, aunque hayas avisado al propietario, éste podrá pedir una indemnización por no cumplir lo firmado. ¿A cuánto puede ascender el pago? Será diferente en cada caso dependiendo del contrato. Puede que se pida una mensualidad por cada año que falte por cumplir, o una parte proporcional por un periodo inferior que no llega al año.
  • Necesidad de obras para la habitabilidad: si el propietario se niega o no realiza obras que aseguran la habitabilidad de la propiedad. En este supuesto, los inquilinos pueden exigir que el contrato rescinda.
  • Incomodidad en el piso por culpa del propietario: si éste perturba el uso de la propiedad que se ha alquilado, los inquilinos pueden pedir a través del juzgado la finalización del acuerdo.

pexels-photo-813692

Terminar contrato de alquiler: propietario:

  • Falta de pago: cuando no se pagan ciertas mensualidades del alquiler, el propietario está en su derecho a poner fin al acuerdo contractual.
  • Subarrendar la vivienda a terceros.
  • Obras: cuando se realicen reformas no consentidas por el propietario.
  • Si en la vivienda tienen lugar actividades de carácter ilegal, molestas o perjudiciales.
  • Si el propietario necesita la vivienda para sí mismo o para una familiar de primer grado, por caso de adopción o porque lo necesite su cónyuge. Eso sí, debe de cumplir con unos requisitos para poder hacer esto. Uno de ellos, tendrá que pasar un año desde la firma del contrato. Otro, comunicar al inquilino como mínimo dos meses antes que tendrá que abandonar la vivienda. Además el propietario deberá de ocuparla en un plazo anterior a tres meses.

En cualquier caso, un incumpliendo de contrato por la parte que sea, dará derecho a aquella que sí cumpla con las suyas, y por lo tanto a exigir lo que por contrato deba de cumplirse. Si esto no pasará se podrá pedir una resolución judicial que finalizará con una sentencia donde se verá cuál de las partes tiene la razón.

En caso de dudas, ya seas inquilino o dueño, siempre puedes contratar los servicios de una abogado que te ayude en todo el proceso.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Scroll Up