Blog de Outlet de Viviendas > Consejos

Conociendo el contrato de arras

19/06/2017 - 09:59 am

Cuando decides comprar un piso puedes realizar un contrato denominado contrato de arras. Muchas personas cuando se encuentran en esta tesitura se preguntan que sería mejor, si un contrato de arras o un contrato de compraventa. Está opción es la más desconocida. Por eso, desde Outlet de Viviendas queremos ayudarte a conocer este concepto y todo lo que éste significa.

¿Qué es?

Podemos definir el contrato de arras como un contrato privado entre comprador y vendedor, en el cual se pacta un acuerdo de reserva de la compraventa del inmueble que interese. Esta reserva se realiza con una entrega de dinero que puede ser entre un 5 y 15% del valor total del inmueble. Lo que les da al comprador y al vendedor un margen para pensar.

Lo más habitual es que con esta forma se asegure la venta en un futuro. Aunque existen diferentes formas de contrato dependiendo de las intenciones de las diferentes partes (penales, penitenciales, confirmatorias) las más usadas son las penitenciales.  Si el comprador no está totalmente convencido y finalmente decide no hacer la compra, perderá el dinero entregado, o el doble, en concepto de arras. Si es el vendedor que decide no seguir adelante con la venta tendrá que devolver la cantidad que se le entregó pero multiplicada por dos. Sin embargo, esto no se puede llevar a cabo si lo firmado hubiera sido un contrato de compraventa.

 

foto3

 

¿Qué debe de aparecer en un contrato de arras?

  • Los datos principales de las partes implicadas en la compraventa del inmueble. Es decir DNI, dirección y nombres completos.
  • Los datos del inmueble que van desde la dirección, la descripción del registro, referencia catastral, la cédula de habitabilidad y el precio.
  • La forma en la se realizará el pago.
  • El plazo máximo en el que se puede realizar la operación.
  • El dinero exacto que se entrega debido al contrato de arras. El como se paga y si la cantidad entregada se descontará de la cantidad total de inmueble.
  • Las cargas que tenga el inmueble si es que las tiene.
  • El tipo de penalización en caso de que se decida no seguir adelante con la operación.

 

Mucha gente confunde el concepto de paga y señal con el concepto de contrato de arras. Al entregar un dinero inicial por dicho inmueble puede parecer lo mismo, pero debemos de tener claro que son conceptos totalmente diferentes. Desde las obligaciones que ejercen uno y otro hasta la jurisprudencia son totalmente distintos. Es decir, la paga y señal tiene implícito la opción de adquirir algo, sin embargo el concepto de arras lleva implícito otro concepto que es la obligación.  Por eso antes de decidir nada, infórmate  lo que vas a firmar, ventajas e inconvenientes de cada cosa para poder tomar una decisión clara.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Scroll Up